Cooperación

Datos relevantes sobre la relación de cooperación entre la República de El Salvador y la República de Honduras

Panorama General:

En materia de Cooperación para el Desarrollo, las relaciones de cooperación bilateral entre la República de El Salvador y la República de Honduras se han mantenido bajo los principios de la cooperación técnica sur-sur, pero, también, bajo los parámetros del proceso de la integración centroamericana, especialmente bajo plataformas de colaboración como el del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

En ese ámbito, una de las áreas a la cual se le ha prestado mayor operatividad, dentro de esa relación de cooperación bilateral y regional, ha sido la referente a la del desarrollo “transfronterizo” entre ambos países, particularmente, a través de marcos jurídicos como: el Acuerdo Inter-fronterizo de Salud en el área del Trifinio, entre Guatemala, Honduras y El Salvador, del 2 de julio de 2001; el Acuerdo Fronterizo de Salud en el Corredor Social del Golfo de Fonseca, entre Honduras, Nicaragua y El Salvador, del 20 de septiembre de 2001; y el Convenio de Cooperación entre la Universidad de Oriente de San Miguel (UNIVO) y la Comisión de Seguimiento El Salvador-Honduras, sección El Salvador, para la asistencia jurídica gratuita a pobladores afectados por la Sentencia de la Corte Internacional de Justicia del 11 de septiembre de 1992, suscrito el 2011.

Partiendo de esa relación de cooperación entre la República de El Salvador y la República de Honduras, así como también, la que tiene lugar con otros países de la región, como Guatemala, la llamada “cooperación transfronteriza sur-sur”, como se destaca a la cooperación que tiene lugar en la Región del Trifinio, ha sido objeto de estudio a nivel regional e internacional por parte de actores como el Task Team on

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (2)

South South Cooperación (TTSSC), quienes describen a la región del trifinio como una zona natural de integración en Centroamérica.

Bajo esta plataforma, los gobiernos de El Salvador, Honduras y Guatemala, comparten frontera común (Triángulo Norte) y han tratado de impulsar la “integración en la región”, formalizada en el Tratado para la Ejecución del Plan Trifinio, orientado a cooperar en la resolución de problemas comunes y a promover el desarrollo sostenible.

De manera similar, existen, además, varios ejercicios de Cooperación Sur-Sur, tanto en los proyectos que han sido gestionados por la llamada Comisión Trinacional del Plan Trifinio (CTPT), en un plano macro, como en las iniciativas de cooperación descentralizada desde la Mancomunidad Trinacional Fronteriza Río Lempa, en el ámbito local.

Las experiencias de Cooperación Sur-Sur en la Región del Trifinio son relevantes dentro del estudio de la efectividad de la ayuda y la cooperación internacional para el desarrollo. Además, es considerado un proceso político-social de naturaleza única por su contribución a la integración centroamericana, a través de las acciones entre ciudadanos y autoridades locales.

Por otro lado, en un ámbito mucho más bilateral, los Gobiernos de El Salvador y de Honduras, con el fin de dar un realce al fortalecimiento de las relaciones de naturaleza económica-comercial, política, social y de cooperación para el desarrollo, han venido negociando la posible celebración de la 1ra. Comisión Binacional Salvadoreño-Hondureña, la cual se proyecta como una instancia bilateral de concertación, diálogo y entendimiento recíproco, en la que se definirán, a partir de enfoques integrales, las líneas generales de cooperación entre ambos países.

Adicionalmente, el fortalecimiento y promoción de dichas relaciones de cooperación con países socios de la región centroamericana como Honduras, entra en corresponsabilidad con los principios y objetivos estratégicos del Gobierno de El Salvador, particularmente del Vice-Ministerio de Cooperación para el Desarrollo, en cuanto a la proyección y relanzamiento de las relaciones de cooperación técnica sur-sur con países vecinos del área centroamericana, ya sea a través de mecanismos bilaterales de negociación o plataformas regionales e internacionales de cooperación sur-sur.

Es importante, a la vez, destacar las sinergias existentes entre la cooperación bilateral y la regional con la República de Honduras, en donde entran en juego pilares prioritarios de desarrollo compartido como los siguientes: a) Seguridad Democrática; b) Prevención y Mitigación de los Desastres Naturales y de los efectos del Cambio Climático; c) Integración Social; d) Integración Económica; y e) Fortalecimiento de la Institucionalidad Regional.